2018

VOLVIENDO A LOS FUNDAMENTOS

Subir de Nivel

Use la efectividad general del equipo para mejorar las deficiencias del proceso

por Ray Harkins

Además de cumplir con los requisitos de estándares de calidad específicos—como los que se encuentran en ISO 9001—las métricas del sistema de calidad correctamente diseñadas también pueden servir como indicadores importantes sobre las fortalezas y debilidades de los diversos procesos de una organización.

Como gerente de calidad, a menudo considero con qué precisión los objetivos de nuestro sistema de calidad y otras métricas describen la efectividad de nuestros sistemas. Una métrica que comencé a usar recientemente—la efectividad general del equipo (OEE por sus siglas en inglés) —ha proporcionado a nuestro equipo de gestión un compuesto medible que abarca tres ramas principales de nuestra operación: mantenimiento, producción y calidad.

En las últimas tres décadas—durante las cuales los sistemas de calidad estandarizados han desempeñado un papel prominente en la manufactura—ciertas métricas se han elevado a la cima como los indicadores clave de desempeño más comunes en cada una de estas tres áreas.

Un ejemplo en manufactura

Considere este ejemplo simple para ver cómo los indicadores clave comunes trabajan juntos para formar el OEE:

  • La disponibilidad de la máquina es un métrico común para medir la efectividad del proceso de mantenimiento de una organización. Se calcula como la relación entre el tiempo de ejecución real de una máquina y el tiempo de ejecución programado. En algunas organizaciones, los descansos y demoras en los operarios pueden reducir el tiempo de funcionamiento de una máquina, pero las interrupciones no planificadas debido a problemas de mantenimiento siempre reducen la disponibilidad.
    Se programó que una máquina funcionara durante ocho horas durante un turno determinado, pero en realidad solo funcionó durante 6.1 horas. Esto resulta en una disponibilidad de:
     (6.1 / 8) x 100 = 76.3%
  • Para la producción, la eficiencia (a veces llamada rendimiento) es una métrica clave que es calculada como una relación entre la cantidad de piezas producidas en un cierto periodo de tiempo y la cantidad máxima de partes que se podrían haber producido en el mismo período de tiempo.
    Si los estudios de tiempo demuestran que una máquina puede producir 2,500 piezas por hora, pero en un día determinado un operador produce 13,000 piezas en una corrida de 6.1 horas de producción, esta operación tuvo una eficiencia de:
    (13,000 / 6.1)/2,500 x 100 = 85.2%
  • La calidad generalmente se mide como la relación entre la cantidad de piezas buenas producidas y la cantidad total de piezas producidas. Entonces, si solo 12,770 de las 13,000 partes totales producidas cumplen con las especificaciones del cliente, la medida de aceptación de la calidad es:
    (12,770 / 13,000) x 100 = 98.2%

El OEE se calcula como el producto de estas tres métricas:

OEE = % Disponibilidad x % Eficiencia x % Calidad

Específicamente, el OEE en este ejemplo es:

OEE = 76.3% x 85.2% x 98.2 = 63.8%

En su libro, Overall Equipment Effectiveness, Robert Hansen detalla la escala de evaluación OEE que se muestra en la Tabla 1. Según la escala, el OEE de este proceso es inaceptable. 1

Tabla 1

Efectividad total

El OEE esencialmente es una medida de la eficacia total de una operación de manufactura. Cuando se aplica a la operación que es cuello de botella en un flujo de proceso, OEE puede proporcionar un indicador poderoso de las posibles ventas que quedan sobre la mesa debido a las pérdidas en el sistema. Los analistas de negocio se refieren a la suma de estas pérdidas como el efecto de la fábrica oculta.

Si bien el ejemplo anterior usa el OEE para medir la efectividad de un turno, los profesionales de negocios también pueden usar el OEE para comparar familias de partes, plantas de manufactura y otras agrupaciones lógicas.

Desarrollar y utilizar métricas como el OEE que destaquen las mejores oportunidades de mejora en una organización tienen el potencial de desbloquear el siguiente nivel de rentabilidad.


Referencia

  1. Robert C. Hansen, Overall Equipment Effectiveness: A Powerful Production/Maintenance Tool for Increased Profits, first edition, Industrial Press Inc., 2011.

Ray Harkins es el gerente de calidad para Ohio Star Forge en Warren, OH. Obtuvo su grado en tecnología de ingeniería mecánica de la University of Akron. Es CQE, CQA, CCT y socio senior de ASQ. También imparte cursos sobre calidad y negocios en Udemy.com.


Average Rating

Rating

Out of 0 Ratings
Rate this article

Add Comments

View comments
Comments FAQ


Featured advertisers