2020

VOLVIENDO A LOS FUNDAMENTOS

Utilice Su Cabeza

Aplique lo que aprendió durante la preparación para la certificación al trabajo

por Luis Echeverria

¿Es usted un profesional de la calidad que recientemente aprobó un examen de certificación de ASQ? O bien, se está preparando para realizar un examen pronto? Muchas organizaciones reembolsan o pagan para que sus empleados preparen y se presenten a las pruebas de certificación. Muchos profesionales lo pagan de su bolsillo. De una forma u otra, se trata de un gran esfuerzo e inversión. ¿Alguna vez ha pensado en el retorno de esta inversión? Pasar la prueba y obtener una certificación con el único fin de exhibirla no debe ser el objetivo final

A lo largo de mi carrera en el campo de la calidad, se me ha reconocido profesionalmente como un profesional de la calidad certificado por ASQ. Obtuve mi primera certificación, ingeniero de calidad certificado (CQE), a principios de la década de 1980 cuando trabajaba en la industria informática. Más adelante en mi carrera, he impartido formación para este riguroso examen.

Una certificación ASQ ofrece la autoconfianza que proporciona el haber logrado alcanzarla además del conocimiento para la aplicación de los conceptos, las herramientas y los recursos disponibles en el ámbito de la calidad. Este conocimiento es fundamental para nuestra contribución diaria a la sociedad a través de productos y servicios.

He observado dos comportamientos que los profesionales de la calidad exhiben después de aprobar un examen. El primero es que todo sigue igual. Justo el día después del examen, los incentivos y la motivación de convertirse en un ingeniero de calidad certificado, o un auditor de la calidad certificado, desaparece. Otros profesionales toman un nuevo camino en sus respectivos puestos de trabajo con una energía y actitud revalorizada, y muestran más orgullo y confianza. Los resultados para este último tipo de profesionales son increíbles, no sólo para ellos mismos, sino también para la organización para la que trabajan.

Aprovechar los beneficios de estar certificado debe ser responsabilidad de la dirección de la empresa y del propio profesional certificado. El profesional certificado debe demostrar iniciativa y definir cómo y cuándo aplicar su nuevo conocimiento. De esta manera, la oportunidad de crecer profesionalmente se multiplica. Toda persona que toma la decisión de realizar el examen ya está demostrando un deseo de crecimiento profesional y personal.

Es un error centrarse únicamente en el acto de la preparación para el examen sin pensar ni un segundo en la aplicación de los conocimientos adquiridos. Ofrecerse para ocupar un nuevo puesto de trabajo quizás es el camino que algunos tomarán. Pero los beneficios de la certificación podrían comenzar antes y prolongarse más tiempo.

Planee por adelantado cómo va a utilizar los conocimientos adquiridos. Trate de aplicar los conocimientos adquiridos durante el período de estudio. Revise los diferentes temas que el correspondiente cuerpo de conocimientos cubre. Redacte una lista de proyectos y oportunidades potenciales, mientras revisa los diferentes conceptos. Haga una correlación mental con su trabajo actual, o con los procesos en su actual organización. Usted puede titular esta lista como "listado de puesta en práctica" y registrar sus ideas y potenciales aplicaciones de mejora, mientras revisa las herramientas y métodos para el examen.

Hágase preguntas del tipo: "¿Cómo puedo utilizar la teoría de la prueba de hipótesis en mi trabajo? ¿Por qué no implementar el control estadístico de procesos en un proceso específico en el trabajo? ¿Qué hay de los intervalos de confianza? "¿Cómo puedo aplicar los conceptos de liderazgo y de creación de equipos en un proyecto?"

Haga un acercamiento a la dirección de la empresa con las ideas que ha generado y ponga sus conocimientos recientemente adquiridos en práctica. Este movimiento puede ser el trampolín para su próxima promoción. Recuerde, el conocimiento sin aplicación es desperdicio. Además, no descuide el aprendizaje y desarrollo profesional después de haber recibido dicha certificación inicial. Trate de adquirir otras certificaciones para mejorar su currículum profesional y manténgase motivado para crecer en la calidad. Tenga en cuenta que las certificaciones no son sólo útiles en el ámbito de la calidad. Si la vida le lleva a otros campos, sus credenciales le seguirán y usted podrá aplicar los conceptos allá.


Luis Echeverría es director de calidad de producto en Northrop Grumman Corp. en El Segundo, California. Imparte cursos de posgrado en la Universidad Estatal de California (CSUN) en Northridge, y es un consultor e instructor en su propia consultoría, Quality Training and Solutions. Miembro senior de ASQ, Echeverría obtuvo un máster en Administración de Ingeniería en CSUN y es ingeniero de calidad certificado por ASQ.


Average Rating

Rating

Out of 0 Ratings
Rate this article

Add Comments

View comments
Comments FAQ


Featured advertisers