2019

Volviendo a los Fundamentos

Una nueva afinidad

La iglesia utiliza el análisis de afinidad para construir una congregación feliz

Por Alan Chow, John C. Howard Y Nancy Lambe

Aunque podria ser más típico para las empresas utilizar el análisis de afinidad para la planificación estratégica, las organizaciones sin fines de lucro y otras organizaciones no deben pasar por alto la oportunidad para utilizarlo en la planificación de estrategias para el éxito.

En el siguiente ejemplo, 14 iglesias líderes utilizaron el análisis de afinidad para la planificación estratégica y análisis de brechas en su esfuerzo por cumplir con el objetivo de la organización para convertirse en una congregación saludable.

Utilizando el análisis de afinidad, el grupo identificó las áreas que necesitan mejoras para lograr una congregación saludable que está creciendo tanto en tamaño como en espíritu, lo que a su vez conduce a la viabilidad a largo plazo. Aquí están los pasos seguidos por el grupo:

Lluvia de ideas: En primer lugar, el grupo generó ideas asociadas con el objetivo. Cada miembro anotó sus ideas de lo que constituye una congregación saludable sobre notas autoadhesivas(post-it). Durante este período de sesiones no hubo debate, lo que permitió la identificación de ideas en un ambiente fluido.

Depuración: Los participantes ponen sus notas en la pared y definen sus ideas. A otros en el grupo se les permitió hacer preguntas para aclaración, pero no se emitieron juicios.

Agrupación: El grupo se turno para categorizar las ideas subyacentes en función de temas o imágenes. Surgieron categorías dentro de otras agrupaciones. No se habló hasta que todos los grupos hubiesen considerado que finalizaron la agrupación. (véase en línea la figura 1).

Figura 1

Esta es la clave de un diagrama de afinidad ya que la falta de debate fuerza a cada miembro del equipo a determinar la relación entre los temas, presentada en silencio por otros miembros del equipo.1

Etiquetar: Los miembros buscaron y agruparon los factores comunes y discutieron las etiquetas para cada una de las categorías. Se prepararon grandes hojas de papel (tamaño A0) para cada categoría, lo que permitió al grupo a escribir varias ideas en una hoja a la vez que proporcionan la flexibilidad necesaria para mover las hojas y pegarlas en diferentes ordenes en las paredes.

Organizador: Los participantes trasladaron las hojas de modo que la idea más importante fue colocada más cercana al objetivo. El grupo incorporo la aplicación de la interrelación del diagrama para ayudar a identificar las relaciones de causa y efecto entre los grupos y sus vínculos con el logro del objetivo (véase en línea la figura 2 ).

Figura 2

A partir del diagrama de interrelación, quedó claro que tanto de la confraternidad, el cuidado y la divulgación, y una financiación adecuada afectan a una congregación saludable. El liderazgo visionario influye en las actividades de los jóvenes y el cuidado y la divulgación, mientras que las actividades de los jóvenes afectan tanto a la atención y divulgación, y a la confraternidad.

Proximidad: El grupo se dirigió a los elementos individualmente publicados y las relacionó a las posibles áreas de mejora para la iglesia. En este sentido, el grupo aquí comenzó a ver las diferencias entre las actividades actuales y actividades necesarias para lograr el objetivo final. El grupo reconoció que la reducción de estas diferencias aumentara la cantidad de miembros, dando lugar a un aumento de financiación y crecimiento (véase en línea la figura 3).

Figura 3

Planificación: El grupo examinó las brechas identificadas, priorizándolas en función de su importancia para el objetivo general y seleccionando aquellos que el grupo estuvo de acuerdo eran más importantes para el próximo año. El grupo desarrolló planes para cada una de estas áreas, que incluía lo que se debe hacer, quién conducirá el esfuerzo y quién ayudara, así como un cronograma para su finalización.

Antes de terminar el plan, el grupo hizo una revisión rápida para asegurar el plan alineado con la declaración de la misión de la iglesia. Posteriormente, el grupo se dispuso a comunicar su plan a la congregación.

El análisis de afinidad proporcionó un método estructurado para desarrollar el plan estratégico. Es un medio para generar y clasificar ideas, evaluar las diferencias entre el entorno actual y el deseado, y exponer las actividades previstas para cumplir el objetivo general de tener y mantener una congregación saludable. El análisis de afinidad es una gran herramienta para la planificación estratégica en cualquier tipo de organización.


Referencias

  1. D.L. Kelley, "Nuevo Giro a las Herramientas y Técnicas de la Calidad," Journal of Quality and Participation, Vol. 23, No. 1, 2000, pp. 50-51.

Comentarios

Si desea hacer algún comentario acerca de este artículo, incluya sus comentarios en el Foro de Discucíon la tabla de discuciones de QP al www.qualityprogress.com, o escribanos a editor@asq.org.

Alan Chow es Profesor en la Universidad de South Alabama en Mobile. Obtuvo su Maestría en análisis cuantitativos de negocio de la Universidad Louisiana State University en Baton Rouge. El Señor Chow es un socio Senior de ASQ y obtuvo su certificación Six Sigma Black Belt.

John C. Howard es instructor adjunto en la Universidad de Kansas en Lawrence. Obtuvo su Maestría en gestión industrial en Wharton School, Universidad en Pennsylvania, Philadelphia.

Nancy Lambe es Profesora en la Universidad de South Alabama. Obtuvo su MBA de Illinois Institute of Technology en Chicago.


Average Rating

Rating

Out of 0 Ratings
Rate this article

Add Comments

View comments
Comments FAQ


Featured advertisers