2014

Volviendo a los Fundamentos

Logros y Resultados

Definir, distinguir y diferenciar logros

by Russ Westcott

Cuando se establecen los objetivos del proyecto, el término "logros" se utiliza a menudo para especificar aquellas cosas tangibles producidas por el proyecto. Sin embargo, a menudo se pasan por alto dos factores claves.

Los proyectos producen dos tipos de resultados. Uno de ellos son los tangibles que el proyecto se propone alcanzar. Algunos ejemplos son un diseño para mejorar el proceso, un programa de capacitación para desarrollar o reforzar las habilidades de trabajo o especificaciones para un nuevo producto o servicio.

El otro tipo de resultados, son planes tangibles, medidas, el seguimiento de procesos e informes sobre la situación en que se encuentran respecto a lo planificado, la conducción y el cierre del proyecto en sí.

Todos los proyectos deben abordar dos tipos de resultados de antemano: los resultados finales previstos medidos en dinero real, aquello que el proyecto pretende producir a partir de los resultados, y aquellos importantes, pero a menudo difíciles de medir con precisión los resultados a largo plazo.

Ejemplos de resultados finales esperados incluyen:

  • Aumento de la participación en el mercado a partir del aumento de la fragmentación de acciones.
  • Beneficios desde la aplicación o refuerzo de la gestión de cambio de suministro.
  • Beneficios derivados de la obtención de la certificación ISO 9001.
  • Beneficios derivados de iniciativas de calidad o evaluaciones comparativas.

Ejemplos de resultados importantes, aunque a veces difíciles de medir son:

  • La mejora de la imagen pública de la organización.
  • Incremento de la satisfacción del cliente.
  • Mejora de la aceptación de la organización por parte de las comunidades en las que la organización opera.
  • Cambios positivos de la organización que contribuyeron a la salud, la seguridad y el bienestar de sus empleados.

Los principales factores que distinguen a los logros y los resultados son el tiempo y su medición. En cuanto a tiempo, los logros del proyecto se consideran completos en el momento de la entrega y de conformidad con las especificaciones acordadas. Los resultados de evaluación son documentados a través de las medidas adoptadas después de algún lapso de tiempo posterior a la finalización del proyecto.

En cuanto a la medición, los resultados suelen ser tangibles y, por lo tanto, son más fáciles de medir objetivamente. Los logros son a menudo más difícil, pero no imposible de medir, y se suelen medir por aproximación subjetiva.

A veces, miembros del equipo de proyecto podría confundir los dos tipos de logros. Es importante diferenciar claramente las herramientas y documentos de planificación de los proyectos y la gestión a partir de los productos o servicios derivados de la labor del equipo del proyecto.

También es fundamental que para ambos tipos de logros sean definidos claramente los parámetros y mecanismos de seguimiento para asegurar que los progresos hacia el logro de los resultados este de acuerdo con lo planeado. Si el progreso se desvía del plan, deben tomarse acciones correctivas para llevar el proyecto de nuevo a su ruta prevista. Además, debería medirse los resultados de un proyecto en términos de beneficios en dinero real.

Una perspectiva organizacional

Tomando el debate al nivel macro (véase la figura 1), las metas estratégicas y los objetivos se logran a través de procesos—entrada de recursos, transformación y logros. Estos procesos se ven afectados por las demandas situacionales internas y externas, como las demandas de los clientes, la capacidad y las reglamentaciones. Alineados con los procesos, esta el comportamiento humano de los empleados, que en el contexto de una organización están influenciados por el ambiente de la empresa, el estilo predominante de la conducción y, sobre todo, la cultura de la organización.

Logros y resultados a partir del nivel organizacional / Figura 1

Figura 1

Mediciones efectivas y comunicación, combinados representan los canales que permiten a la organización en última instancia, lograr resultados medibles. Los procesos de transformación, junto con el rendimiento humano-experiencia y los conocimientos inclusive constituyen el núcleo de competencias de la organización. Estos conceptos se han desplegado en toda la organización para permitir el logro de las metas y objetivos estratégicos.

En la transformación de una orientación funcional a un proceso de orientación, la organización se centra en el logro de las metas y objetivos estratégicos, como se ha demostrado a través de resultados medibles. Vale la pena decir que los resultados aún son importantes cuando se ubica en el contexto de la declaración anterior, en el supuesto de que en última instancia se traducirá en un resultado positivo. Después de todo, una organización puede producir un producto o servicio de alta calidad como resultado, aunque no se llegase a un resultado positivo—por ejemplo un producto o servicio de alta calidad y no tener pedidos de clientes.

Comentarios

Si desea hacer algún comentario acerca de este artículo, incluya sus comentarios en el Foro de Discucíon la tabla de discuciones de QP al www.qualityprogress.com, o escribanos a editor@asq.org.


Russ Westcott es presidente de R.T. Wescott & Associates en Old Saybrook, CT. Es un socio Fellow, obtuvo la certificaciónes de Gerente de Calidad/Excelencia Organizacional y Auditor. Westcott es editor de la tercera edición del CMQ/OE Handbook, co-editor del Quality Improvement Handbook, y autor del Simplified Project Management for Quality Professionals y Stepping Up to ISO 9004:2000. Westcott es también co-instructor del curso ASQ CMQ/OE.

Average Rating

Rating

Out of 0 Ratings
Rate this article

Add Comments

View comments
Comments FAQ


Featured advertisers